La finalidad que perseguimos a la hora de contratar un seguro de hogar es protegernos frente a cualquier incidente que pueda producirse en nuestra casa. Como bien sabéis, no todos los seguros nos protegen por igual. Por ello, es muy importante tener en cuenta las coberturas de nuestros seguros, para poder estar amparados en todo momento. Dentro de las garantías básicas destacamos algunas de las más importantes.

¿Qué coberturas son necesarias?

RESPONSABILIDAD CIVIL: básica en cualquier póliza. Es una garantía a través de la cual la compañía de seguros indemniza a terceros por un daño producido por el asegurado, en pocas palabras, las personas están protegidas frente a sus acciones. En este caso concreto, el asegurado también quedaría cubierto frente a cualquier daño no intencionado que se genere en la vivienda y pueda afectar a la casa de un vecino.

ROBO:  cualquier persona que haya pasado por esto sabe que es una de las peores situaciones que pueden ocurrir dentro de tu hogar, no solo por la pérdida de pertenencias, sino por el sentimiento de desamparo que sufres en tu propia casa. Ante esta situación tan desagradable es importante contar con un buen seguro.

INCENDIO: sobrecalentamiento de enchufes y tomas de corriente, fusibles fundidos, cigarrillos, velas, aparatos de calefacción… son algunas de las principales causas que pueden provocar un desenlace fatal dentro de nuestra vivienda. En estos casos es de interés tener la cobertura de incendio en nuestra póliza para que nos indemnicen nuestros bienes patrimoniales.

DAÑOS OCASIONADOS POR FENÓMENOS METEOROLÓGICOS: conviene estar preparados frente a las ciclogénesis explosivas que se pasean por Galicia. Justo ahora, en concreto, España está en alerta por la borrasca Laura, los fuertes vientos y la lluvia de este tipo de fenómenos naturales pueden propiciar daños en nuestra vivienda, por lo que sería importante que nuestro seguro proteja nuestro hogar ante cualquier fenómeno impredecible.

 

Resumiendo, cuando contratamos un seguro de hogar debemos ser cautelosos y preguntar siempre por las coberturas sin fijarnos únicamente en su precio. Ya que es una inversión necesaria, debemos intentar que sea de la mayor utilidad posible para dar la mejor protección a nuestra familia y nos pueda dar solución ante cualquier imprevisto.

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *